Tu tienda de Balonmano

viernes, 2 de abril de 2010

Un punto más cerca


Cuando se empata no deja uno de acordarse de las oportunidades perdidas para haber ganado y más aún cuando se ha podido ver que tu equipo es superior al rival. Claro que es superior mirando las plantillas, a priori, pues de nada vale si no se acaba demostrando la superioridad.

Desde esta perspectiva, aun sabiendo que se podía haber ganado, también es cierto que pudimos haber perdido por lo que hay que aceptar el empate -por otra parte no es injusto- y tomarlo por el lado bueno, el de haber sumado un punto que aumenta a cinco las distancias con el Reyno y Natur.

Seguro que se podrá decir que Alcobendas no tiene mucho y es cierto pero lo que sí tienen es un coraje a prueba de todo. Luchan como si les fuera la vida, lo que es exactamente lo que ocurre: que les va la vida porque están demasiado cerca del descenso y son muy conscientes de ello. En tal situación la superioridad no vale tanto y si añadimos el factor campo –eran apenas trescientos pero a mediados de la 2ª parte hicieron cambiar el signo del encuentro porque parecían “los trescientos”- nos encontramos con el típico partido del CAI de este año: incapacidad de resolver el encuentro y apuros hasta el final, lo que al ser fuera de casa hace que el resultado se incline al empate en lugar de a la victoria.

De todos modos, este partido es también el ejemplo de la mejoría de este CAI pues en años anteriores probablemente se hubiera perdido, aunque hay que mejorar mucho para el partido del domingo si queremos tener posibilidades.

Como el nivel arbitral está siendo este año -dicho sea amablemente- bastante bajo me gustaría decir que los de ayer, normalitos, fueron mucho mejores de lo que hemos visto últimamente, aunque al final se dejaron impresionar y en el último minuto parecieron empeñados en que Alcobendas no perdiera.

Del partido no hay mucho que destacar y por eso quizá lo mejor sea centrarse en lo más positivo. En la portería tenemos a Iñaki que es un portero de primerísimo nivel y que también manda, aconseja y anima desde el banquillo, pero también tenemos a un gran relevo. Ayer Pablo, después de varios partidos sin jugar apenas, sostuvo al equipo con sus catorce paradas y casi un 40%. También hay que destacar a Sergio que como casi siempre es el jugador con más carácter en un equipo cuya mejor virtud no es el carácter. No es un superclase en nada pero lo hace bien todo. Es el típico jugador que cuando eliges los equipos lo quieres en el tuyo. También destacaría hoy a los extremos diestros, a Kalle por su acierto desde los 7 metros, 6 de seis y muchos en momentos difíciles y a Amadeo allí donde Kalle no acierta, en los tiros desde el extremo con o sin ángulo y también en los momentos difíciles. También me parece reseñable la mejora de Iván, un jugador con una clase extraordinaria que ayer fue de lo mejor y parece llegar al partido del Lemgo en buena forma y disposición.

Por último, en esta mi primera incursión artillera en directo unos apuntes de gratitud. Primero al Espíritu que me ha facilitado sin reservas todos sus medios y contactos para hacer posible la transmisión y esta misma crónica. Segundo a Raúl Lahoz por toda su ayuda y amabilidad tan necesaria ayer. Tercero para el BM Alcobendas un club modesto por su posición en la tabla pero grande por su organización y el carácter de sus directivos y colaboradores varios. De su parte todo fue gentileza, colaboración y facilidades.




Fdo.:Alfonso Marco (amp)

4 comentarios:

El Espíritu de Magdeburgo dijo...

Buen trabajo en la retransmisión, y buena crónica.

Está claro que si algo bueno tiene este blog es que cuenta con grandes colaboradores. Muchas gracias Alfonso.

amp dijo...

¡y encima te lo agradecen!
no se como no se animan más personas a escribir aquí.

gracias por darme la oportunidad y los medios y, por supuesto, por la diligencia

plasneon dijo...

Muy bien Alfonso, has estado muy acertado. Se pudo perder, y se empató. Pero eso no sé si da moral para mañana o la quita. Si queremos remontar necesitamos al mejor Cai y a la mejor afición. Y para los que dicen que tenemos una floja afición, los alemanes nos temen,por algo será, a veces los maños nos pasamos de humildes.

Anónimo dijo...

si que podemos. Vamos CAI.

BUEN TRABAJO ALFONSO